viernes, 9 de abril de 2010

Az de corazónes


Pero qué bonito corazón rojo y apasionado, dispuesto a generar en su dueño un afán para intentar “engañar a El azar” una vez mas ¿Sera que lo logra de nuevo? O ¿Caerá en medio de la batalla? La respuesta inmediata es: ¡da igual! La verdadera pregunta es: ¿En qué momento ese pobre hombre se dará cuenta que sus victorias y derrotas contra este enemigo que el mismo se ha creado, son totalmente arregladas, premeditadas, un plan que el padre del destino lleva a cabo con el único fin de debilitar a su enemigo poco a poco para dar la estocada final cuando ya no haya oportunidad de defenderse? Posiblemente nunca, pero mientras el azar acaba con su vida, el se cree un dios exhibiendo una cicatriz que indica que cambió su corazón humano, por un bonito As de Corazones. Qué bonito, que bonito

Imagen extraída de: http://www.colegiosvirtuales.com/uploads/Tu/7A/Tu7AJa4qe4nA1iMMEZB9Hg/ludopatia1.JPG


No hay comentarios:

Publicar un comentario